MADRID, 13 de DICIEMBRE de 2018.

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha anunciado este jueves que se personará contra el recurso de la alcaldesa de Pozuelo (Madrid), Susana Pérez Quislant, al fallo que daba la razón a la Fundación SAMU y a la Comunidad de Madrid sobre la apertura de un centro para menores extranjeros no acompañados (MENAS) en el municipio.

Asimismo, a través de un comunicado, la plataforma ha manifestado su "estupor por la falta de humanidad y sensibilidad social que demuestra la decisión adoptada en solitario y de forma unilateral" por parte de la alcaldesa, en alusión al citado recurso, contra el auto que acuerda suspender con carácter urgente la decisión del Ayuntamiento de ordenar el cese de actividad de un piso tutelado para MENAS al que fueron trasladados desde el centro de Hortaleza.

La Red ha acusado también a la alcaldesa de "evidente mala fe procesal", al entender que "la normativa autonómica en materia de Servicios Sociales, así como la que regula a través de los diferentes decretos por parte del CIRA (servicio de autorizaciones administrativas) es competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma (como así es en todos los gobiernos autonómicos donde dicha competencia está transferida)".

En este sentido, le reprocha que intente "ampliar el procedimiento para ganar espacio político ante su evidente miedo a perder votos ante otras formaciones de corte populista".

"Es evidente, como indica el auto que no ha dado la razón al Ayuntamiento, que, como indican todos los tratados y acuerdos internacionales, que son derecho vigente en España, y también en Pozuelo, guste o no a su alcaldesa, prima siempre el interés superior del menor, máxime en una situación de declaración de emergencia por quien tiene las competencias por mandato de la Asamblea de Madrid", ha señalado el director del área de delitos de odio de la Red para la Comunidad de Madrid, Alberto Sánchez, quien ha agregado que "es grave que una persona así represente a la ciudadanía".

(Fuente: LA VANGUARDIA)